Español | English
 

RESPONSABILIDAD Y EDUCACIÓN FORMAL E INFORMAL


El caso del Diplomado sobre Migraciones, Derechos Humanos y Políticas Públicas en Perú
por Ricardo Jiménez

El Programa de Ética y Responsabilidad forma parte de la creciente corriente de la humanidad que promueve la consciencia de las propias responsabilidades como principio imprescindible para hacer sustentable la vida en el siglo XXI. Parte de sus propuestas y acciones estratégicas es la incorporación de la Responsabilidad en los planes de estudios formales y las prácticas educativas informales, paso imprescindible hacia la construcción de una cultura de la Responsabilidad.

Ricardo Jimenez

El Programa de Ética y Responsabilidad forma parte de la creciente corriente de la humanidad que promueve la consciencia de las propias responsabilidades como principio imprescindible para hacer sustentable la vida en el siglo XXI. Parte de sus propuestas y acciones estratégicas es la incorporación de la Responsabilidad en los planes de estudios formales y las prácticas educativas informales, paso imprescindible hacia la construcción de una cultura de la Responsabilidad.

Una experiencia en este sentido ha sido el Diplomado Migraciones, Derechos Humanos y Políticas Públicas, realizado en Perú este año 2012, por la Red Socioprofesional de Migraciones del Programa en conjunto con entidades de la sociedad civil, académicas y de estado.

En el plan de estudios formal

El Diplomado contó con 10 módulos temáticos específicos, que cruzaron las migraciones con: 1) teoría, 2) la economía, 3) las relaciones internacionales, 4) los derechos humanos, 5) los delitos internacionales, 6) el género, 7) la cultura, 8) las políticas públicas, 9) la emigración peruana, y 10) la inmigración en Perú.

Estructurados en tres grandes líneas: Una teórica (módulos 1 y 2); una teórica práctica (módulos 3 a 7); y una práctica (módulos 8 a 10).

El concepto y los alcances del principio de Responsabilidad fueron transversales a todo el plan de estudios y todos los módulos. Para ello, se sentó las bases en el módulo 1 sobre teorías, en el cual se culminó la entrega de contenidos con el enfoque teórico de “sistema”, según el cual, las migraciones son un elemento interactuante con múltiples otros dentro de una totalidad inseparable denominada sistema. De este enfoque deriva la noción conceptual de “co-responsabilidad”, en la cual todos los actores involucrados en el sistema: estados de origen, tránsito y destino, sociedad civil, funcionarios públicos, migrantes, familiares, etc., comparten responsabilidades en el tratamiento de la migración, aunque estas responsabilidades son diferenciadas según el grado de poder y de incidencia en la realidad que cada cual tiene.

Se trata del principio, enunciado en la Carta de Responsabilidades Humanas, de responsabilidades compartidas y diferenciadas, aplicado en este caso al abordaje teórico de las migraciones.

A partir de esta entrada teórica conceptual, la co-responsabilidad diferenciada formó parte de los análisis, debates y reflexiones a lo largo del desarrollo de los demás módulos del plan de estudio, en el abordaje específico de los problemas económicos, internacionales, de género, de políticas, etc., en cada caso.

Un elemento particular de este desarrollo fue el del módulo 4 sobre migraciones y derechos humanos, donde al tratar de la construcción social e histórica de los conjuntos de derechos, se trabajó específicamente a las Responsabilidades como un paradigma emergente, propio de inicios del siglo XXI, con que la humanidad busca actualizar y enriquecer el sistema universal de derechos humanos para hacer sustentable la vida en el planeta. El texto de La Carta de Responsabilidades Humanas fue parte de los contenidos de este módulo, al igual que su aplicación al específico ámbito de las migraciones: la Carta Mundial de Migrantes.

En las prácticas educativas informales

Más allá del plan de estudios formales, se encuentra un ámbito estratégico de la construcción de culturas: el de las prácticas educativas informales. Éstas también fueron consideradas en la experiencia del Diplomado, en dos sentidos.

Primero en el diseño de su plan de estudios, su equipo de profesores y las alianzas institucionales que le dieron soporte, todas las cuales se organizaron bajo el ejercicio de la co-responsabilidad de actores diversos. Se generaron sinergias positivas entre instituciones del estado, académicas y de la sociedad civil que colaboraron juntas en toda la experiencia. Así ocurrió en el diseño del plan de estudios y del equipo de profesores con participación de todos ellos.

En segundo lugar, los alumnos del Diplomado estuvieron conformados por funcionarios públicos y profesionales de la sociedad civil involucrados en el tratamiento de las migraciones, incluyendo líderes de organizaciones de migrantes y de sus familiares.

Esto permitió que el concepto transversal de Responsabilidades comunes y diferenciadas se viviera de manera directa y personalmente en el intercambio de los debates y reflexiones colectivas. Las metodologías utilizadas, tales como los foros de debate y los trabajos en grupo permitieron el intercambio y la recogida de sus múltiples saberes desde una visión de co-responsabilidad permanente.

El impacto

El Diplomado logró trasmitir así el principio de Responsabilidad, a través del plan de estudios, los insumos, los textos, las prácticas y las alianzas, a 60 alumnos que obtuvieron su Diploma y a un diverso equipo de organizadores, profesores y soportes institucionales.

Una experiencia inédita para el Perú, que amplía el círculo de la Responsabilidad, crucial para superar la actual crisis civilizatoria y hacer sustentables las migraciones y la vida en el planeta.

Fecha de publicación: 12 de noviembre de 2012
Comente este artículo

Comente este artículo

Los demás artículos de la red
Aviso legal y créditos | Mapa del sitio | Fóro público | Seguir la vida del sitio RSS 2.0