français | Español | English
 

La denuncia y la responsabilidad de los profesionales: ¿ha llegado el momento de convergencia?


por Michel Dessaigne

Dos corrientes se oponen en el ámbito de la denuncia y la responsabilidad de los profesionales: una apoya la plena aplicación del principio de la obligación de rendir cuentas, la otra busca protección contra acusaciones sin fondo. IRESCA propone desenredar esta problemática, más complicada de lo que parece…


Foto: Alerte bleue por Grégory Cassiau


Permitir y estructurar el acto de revelar hechos que puedan ser un riesgo para las personas, las empresas, el medio ambiente y los valores de la sociedad se debe considerar como un avance en nuestro proceso de responsabilización.

Es difícil, sin embargo, cambiar la ley y las prácticas para que garanticen protección a los denunciantes así como a aquéllos que están involucrados en los riesgos revelados.

¿Aplicar ética o simplemente las normas?

La historia permite, en parte, explicar esta dificultad. La ética de los ingenieros los ha conducido a preocuparse por los riesgos relacionados con las aplicaciones técnicas de sus conocimientos. El abuso financiero ha motivado control y conformidad con las regulaciones. Estas dos tendencias fuertes se han reagrupado alrededor de preocupaciones a veces divergentes. Los sindicatos, las organizaciones, y las asociaciones profesionales se han sumado a los ingenieros y ejecutivos en su búsqueda de una buena protección contra los peligros, las injusticias y los sufrimientos. Las regulaciones financieras han llevado a las empresas a adaptar sus funcionamientos, a veces en busca de una mejora auténtica en sus prácticas, a veces solamente para aplicar las normas mínimas.

De hecho, para estos “dos mundos” sigue siendo difícil comunicar. Los obstáculos siguen siendo importantes: miedo de “la denuncia”, sospecha de los dispositivos de protección “importados” por los directores de empresa, miedo de pérdida de cuotas de mercado por haber revelado problemas o eso de poner dificultades “allí afuera” que las empresas piensan poder resolver internamente, etc.

Proteger a los denunciantes… y a sus posibles víctimas

No obstante, bajo la presión de la opinión pública, con los trastornos de los mercados financieros, y gracias a algunos precedentes legales de dispositivos de denuncia que se han desarrollado, ha habido avance significativo (organizaciones interestatales, organizaciones sindicales internacionales, ramas profesionales, etc.). [1]

Hay acuerdo general que lo que se podría calificar, de manera algo simplista, como la corriente “ética” y la de la “aplicación de las normas” deben converger, pero no se puede pasar por alto las dificultades prácticas para lograr tal convergencia.

Para facilitar esta convergencia, IRESCA ha puesto entre sus acciones principales la protección de los denunciantes (y, por supuesto, de todos los involucrados –incluso aquéllos que podrían ser sus víctimas si las acusaciones se revelaran sin fondo).

[Leer también Guía didáctica para hablar en contra de la injusticia ” y “Por un derecho de denuncia con protección internacional”.

[1] UNI Europa Meeting (Bruselas, septiembre 2010).

Fecha de publicación: 19 de enero de 2011
Comente este artículo

Comente este artículo

Los demás artículos de la red
Aviso legal y créditos | Mapa del sitio | Fóro público | Seguir la vida del sitio RSS 2.0